lunes, 10 de mayo de 2010

3 de mayo 2010





Con una misa solemne que el Obispo Raúl Vera presidio, viniendo especialmente desde su diócesis de Saltillo Coahuila, quizo dar más que una celebración ecarística, su voz como parte de la iglesia que sabe estar al lado de los pobres y luchar por las causas justas, su apoyo y reivindicación de su lucha a Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y a los doce presos y dos perseguidos que el Estado se empeña en seguir reteniendo en prisión.






Varias mamás de nuestros compañeros presos, siguieron con atención las palabras de Don Raúl, que además de traerles esperanzas, les dio más seguridad de saber que lo que se reclama es Justícia y que entonces, ellas tienen la razón, de alzar muy alto su voz para exigir ¡Libertad para sus hijos, esposos, hermanos, para todos los presos del caso Atenco!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier comentario sírve de aliento para su encierro a los compañeros de Molino de flores, a quienes alimentamos de información, nos ayuda a corregir errores.